‘Fabrican’ muerte de eperristas

Viernes 25 de mayo de 2012
por  Hasta encontrarlos
popularidad : 31%

Oaxaca, Oax.- La Procuraduría General de la República (PGR) ha conducido la investigación de la desaparición de los miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, a la hipótesis de que los dos guerrilleros se encuentran muertos, pero los familiares aún tienen la certeza de que están vivos.

“(La PGR) ha orientado la investigación a esta hipótesis, pero no ha concluido alguna que sugiera que todavía están vivos nuestros familiares”, afirmó Nadín Reyes Maldonado, hija de una de las víctimas.

A cinco años de la detención-desaparición forzada de los guerrilleros, la mujer, una profesora de educación preescolar, sostuvo que la PGR no ha iniciado ni siquiera alguna línea de investigación para dar con el paradero con vida de los dos militantes del grupo armado.

“Hasta ahora no nos han dado a conocer ninguna línea de investigación sobre si verdaderamente los están buscando con vida”, asentó.

Además, resaltó que la PGR presume la muerte de Reyes Amaya y Cruz Sánchez sin existir alguna información en las investigaciones ministeriales.

Expuso que la PGR pretendía presentar dos cuerpos inhumados hace cinco años a las familias de los eperristas para identificarlos como tales porque supuestamente tenía información precisa, a pesar de haber pedido la realización de esa diligencia desde tiempo atrás.

“Desde agosto del 2007, solicitamos la información de los cuerpos y la diligencia, pero nunca nos dieron nada y ahora curiosamente por estar cerca el quinto aniversario, pretendía (la PGR) que los identificáramos con el claro fin de evitar nuestra denuncia”, asentó.

Pero, destacó que la pretendida identificación se vino abajo porque un equipo de peritos no encontró características antropométricas semejantes ni coincidencia en las edades de los guerrilleros.

“Fue un claro montaje”, indicó.

Resaltó que la PGR montó este escenario como sucede cada año para demostrar supuestos adelantos en las investigaciones, ante la conmemoración de un aniversario más de la detención-desaparición forzada.

Subrayó que la PGR requiere primero probar haber agotado todas las líneas de investigación sobre su búsqueda para encontrar con vida a los guerrilleros y posteriormente determinar si se encuentran muertos.

— -Después de cinco años, ¿aún cree usted que sus familiares estén con vida?

— -Están vivos, son fuertes y creo que donde los tengan, también están luchando por su libertad.

Aparte de ello, subrayó que la familia se anima a seguir en la batalla para encontrarlos con vida porque tanto su padre como Cruz Sánchez “son luchadores sociales no delincuentes”.

Reconoció que en su familia “fue difícil” aceptar la pertenencia de su padre en una organización política armada, como es el EPR.

“No lo podíamos creer, pero con el paso del tiempo lo hemos asimilado; ahora lo admiramos más y respetamos su lucha”, apuntó.

Reyes Maldonado dijo que para su familia “ha sido muy duro enfrentar día a día la desaparición del padre, del esposo, del hijo y del hermano”.

“Es algo muy difícil, pero por eso estamos luchando”, remarcó.

LOS REGISTRO DE LA FEDERAL DE SEGURIDAD

Desde 1970, la desaparecida Dirección Federal de Seguridad tenía registros de Gabriel Alberto Cruz Sánchez de su participación en el movimiento estudiantil en la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) hasta su paso a la clandestinidad en la Organización Revolucionaria Clandestina Unión del Pueblo (ORUP), que después se convirtió en el Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo (PROCUP), germen del Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Era ubicado también como Raymundo Rivera Bravo con los alias “El Oso” y “El Gutemberg”, pero sobre todo como hermano de Tiburcio Cruz Sánchez, identificado igualmente como Eleazar Campos Gómez y Francisco Cerezo Quiroz, quien se convirtió, con el paso del tiempo, en el mando principal del EPR.

De Edmundo Reyes Amaya o Andrés Reyes Amaya, no se tiene ningún registro. Solo se sabe que nació en San Pablo Huixtepec, que emigró al Valle de México, que atendía una tienda en Ciudad Nezahualcóyotl y de su gusto por el béisbol.

Los dos guerrilleros fueron detenidos-desaparecidos forzadamente desde el 25 de mayo del 2007 en esta ciudad.

Gabriel Alberto nació el 24 de marzo de 1952 en esta ciudad. Vivió al lado de ocho hermanos en la casa familiar ubicada en la calle Santos Degollado, en el populoso barrio de La Merced, donde su padre Antonio Cruz Palma, tenía una mueblería. El papá, quien había sido mesero en el restaurante del hotel Marqués del Valle, participaba en un círculo de estudios bíblicos.

Cuando Gabriel Alberto aprendió a manejar vehículos de motor, auxiliaba a su padre en el traslado de los muebles comprados por sus clientes.

Según relatos de compañeros de aquella época, Gabriel Alberto, en 1970, cuando tenía unos 18 años, estudiaba en la Preparatoria número 1 de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y participaba como otros tantos estudiantes en el movimiento estudiantil por la democratización de la Máxima Casa de Estudios y de la entidad. Ese año es asesinado uno de sus compañeros Erudiel Gastón Martínez Salazar, presuntamente por grupos porriles priístas, y en represalia retienen al dirigente del PRI y catedrático de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Sadot Sánchez Carreño, quien es llevado a una casa. Pero la policía encuentra el lugar y detiene a los presuntos responsables Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Jorge Vera.

Los dos estudiantes preparatorianos son encarcelados en la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel y después de ocho meses son liberados.

En 1971, el entonces presidente de la Federación Estudiantil de Oaxaca (FEO), Raúl Castellanos Hernández ---ex coordinador de Comunicación Social del gobierno estatal---, fue a recogerlos a la salida de la prisión, aparentemente en un Volkswagen, color amarillo, para dirigirse a la Escuela Preparatoria número 1, donde lo esperaban sus compañeros.

De ahí, junto con su hermano Tiburcio Cruz Sánchez, a quien cariñosamente llamaban Bucho, se va a la clandestinidad para incorporarse a la ORUP, que después se convirtió en el PROCUP, luego en el PROCUP-PDPL, por la fusión con el Partido de los Pobres del guerrillero guerrerense, Lucio Cabañas, y por último en el EPR.

Según el libro Desapariciones Forzadas en México, donde se presentan los documentos del proceso de la Comisión de Mediación (Comed) entre el grupo armado y el gobierno federal, en la Galería 1 del Archivo General de la Nación, donde están concentrados los archivos remitidos por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), se encontró el expediente de Sánchez Cruz a partir del 12 de marzo de 1970 al 7 de enero de 1984.

Junto con su hermano Tiburcio, Eleazar Campos Gómez o Francisco Cerezo Contreras, alias “Milton”, “Melitón”, “Javier”, se les vincula desde aquella época en los atentados explosivos perpetrados el 23 de julio de 1972 en el 18avo. Batallón de Infantería y el 8 de julio de 1975 en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En el expediente, también se encontraron las fotografías que en aquella época se recabaron de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y de Tiburcio Cruz Sánchez, así como los nombres de los familiares que integran su árbol genealógico. Edmundo, nació el 10 de noviembre de 1949 en San Pablo Huixtepec. Vivió en esta capital y en la Ciudad de México, donde fue obrero y albañil. En 1976, casó con Lucina Maldonado, también originaria de San Pablo Huixtepec, y posteriormente se establecieron en Ciudad Nezahualcóyotl donde pusieron un puesto de quesadillas y después una tienda de abarrotes. Edmundo era apasionado del béisbol e incluso llegó a jugarlo en Oaxaca y en el Distrito Federal. Uno de sus equipos se llamaba Astros.

Solamente se separaba de su familia cuando venía a Oaxaca a visitar a sus padres.

La militancia de Edmundo Reyes Amaya en el EPR, era desconocida por su familia hasta que el grupo armado denunció su desaparición en la prensa.

HOY HACE 5 AÑOS

Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR), fueron detenidos-desaparecidos forzadamente, el 25 de mayo del 2007, en algún lugar de esta ciudad.

Cruz Sánchez y Reyes Amaya habrían sido detenidos en inmediaciones del Hotel del Árbol, sobre la calzada Madero, durante un operativo policíaco militar pero hasta ahora no se ha podido probar o confirmar la versión.

Cita: “La PGR montó este escenario, como sucede cada año, para demostrar supuestos adelantos en las investigaciones, ante la conmemoración de un aniversario más de la desaparición”: Familiares de eperristas desaparecidos.



Comentarios

Agenda

<<

2018

 

<<

Enero

 

Hoy

MaMiJuViSDoLu
2627282930311
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345
No hay eventos

Estadísticas

Última actualización el

Martes 25 de febrero de 2014

Publicación

1017 Artículos
5 Álbum fotográfico
Ninguna breve
3 Sitios Web
4 Autores

Visitas

19 Hoy
23 ayer
120015 desde el principio
2 visitantes actualmente conectados