El Comité de Naciones Unidas sobre Desaparición Forzada inicia su primer periodo de sesiones

Miércoles 9 de noviembre de 2011
por  Hasta encontrarlos
popularidad : 17%

ELMERCURIODIGITAL 9.11.11

El Comité de Naciones Unidas sobre Desaparición Forzada inició este martes su primer periodo de sesiones en Ginebra y nombró al francés Emmanuel Decaux como su primer presidente.

Desde ayer y hasta el 11 de noviembre el nuevo Comité de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) discutirá en privado su programa de trabajo y el jueves 10 de noviembre sostendrá su primera reunión pública con Estados parte y organizaciones no gubernamentales.

En la sesión de este martes se eligieron como vicepresidentes a los expertos Mohammed Al-Obaidi (Irak), Mamadou Badio Camara (Senegal), y Suela Janina (Albania), además de que el argentino Luciano Hazan fue elegido como relator.

Otros miembros del Comité son Álvaro Garcé Garcia y Santos (Uruguay), Rainer Huhle (Alemania), Juan José López Ortega (España), Kimio Yakushiji (Japón) y Enoch Mulembe (Zambia).

Al inicio de la reunión los miembros del Comité hicieron una declaración solemne en la que se comprometieron a efectuar sus trabajos de manera independiente e imparcial, señaló la oficina de prensa de la ONU en un comunicado.

La declaración sobre la Protección de Todas las Personas Contra las Desapariciones Forzadas fue adoptada por la Asamblea General en diciembre de 1992 y la Convención Internacional sobre la protección de todas las personas contra Desapariciones Forzadas fue adoptada en 2006 y entró en vigor en diciembre de 2010.

A la fecha la Convención ha sido ratificada por Albania, Alemania, Argentina, Armenia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Burkina Faso, Chile, Cuba, Ecuador, Francia, Gabón y Honduras.

Además Irak, Japón, Kazakistán, Mali, México, Montenegro, Holanda, Nigeria, Panamá, Paraguay, Senegal, Serbia, Túnez, Uruguay y Zambia, también forman parte de la Convención para proteger a las personas contra la desaparición forzada.

AI
Los gobiernos de todo el mundo deben redoblar los esfuerzos para poner fin a las desapariciones forzadas, ha afirmado hoy Amnistía Internacional durante una reunión internacional de expertos sobre este asunto.

“La desaparición forzada es una de las violaciones de derechos humanos más cruel y deshumanizadora. Mediante el aislamiento y el silencio, las desapariciones forzadas siguen destrozando familias y comunidades en muchos países”, dijo Michael Bochenek, director de Derecho y Política de Amnistía Internacional.

“Todos los Estados deben adherirse a la Convención contra las Desapariciones Forzadas y adoptar leyes nacionales efectivas para abolir esta práctica.”

La desaparición forzada tiene lugar cuando se recluye a una persona sin desvelar su suerte o paradero. Esta práctica no sólo afecta a las personas detenidas, sino también a sus familias y amistadas, a quienes se les niega sistemáticamente la información sobre la persona desaparecida.

En estos casos, las autoridades suelen negarse a admitir la detención de la persona en cuestión y las familias y amistades no saben si su ser querido ha sido torturado, agredido sexualmente o ha muerto bajo custodia.

En muchos países, Amnistía Internacional ha documentado el hostigamiento, los malos tratos y la intimidación continuos sufridos por los familiares que piden respuestas sobre la suerte de la persona desaparecida.

Los nazis de la Alemania de Adolf Hitler fueron los primeros en formalizar esta práctica, y desde entonces han recurrido a ella gobiernos represivos y grupos armados en decenas de países: por ejemplo, las dictaduras latinoamericanas a partir de la década de 1950, Sri Lanka durante los decenios del prolongado conflicto armado interno, Pakistán desde 2001 con el pretexto de combatir el terrorismo y gobiernos autocráticos de Oriente Medio y el Norte de África.
Durante decenios se ha hecho desaparecer a cientos de miles de personas con relativa impunidad.

Sin embargo, gracias al impulso de varios gobiernos y a la acción de familias de desaparecidos y la sociedad civil de todo el mundo, se firmó en 2007 la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. El tratado entró en vigor en diciembre de 2010, una vez que lo hubieron ratificado 20 Estados.

Activistas de la Coalición Internacional contra las Desapariciones Forzadas, grupo compuesto por decenas de ONG que trabajan en este ámbito, asistirán a la reunión de la ONU para elaborar estrategias destinadas a reforzar el alcance del tratado.

Amnistía Internacional ha publicado No Impunity for Enforced Disappearances, un exhaustivo análisis jurídico que describe las obligaciones contraídas por los Estados en virtud del tratado y ofrece orientación sobre cómo aplicarlo en el ámbito nacional.

“Una vez que los Estados se comprometen a poner fin a las desapariciones forzadas, deben actuar en consecuencia no sólo ratificando el tratado, sino también poniendo en marcha medidas firmes de ámbito nacional que reflejen plenamente y de forma efectiva las disposiciones del tratado y las mejores prácticas del derecho internacional", declaró Michael Bochenek.

Unos 90 países han firmado la Convención contra las Desapariciones Forzadas, pero sólo 30 la han ratificado hasta la fecha.

Amnistía Internacional y otros miembros de la Coalición Internacional contra las Desapariciones Forzadas seguirán instanto a todos los gobiernos a que se sumen al tratado y lo apliquen con el fin de impartir justicia, verdad y reparación a las víctimas de desaparición forzada y a sus familias.

Han firmado y ratificado la Convención los siguientes Estados: Albania, Alemania, Argentina, Armenia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Burkina Faso, Chile, Cuba, Ecuador, España, Francia, Gabón, Honduras, Irak, Japón, Kazajistán, Malí, México, Montenegro, Nigeria, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Senegal, Serbia, Túnez, Uruguay y Zambia.


Comentarios

Logo de Angel Casero
El Comité de Naciones Unidas sobre Desaparición Forzada inicia su primer periodo de sesiones
Miércoles 18 de enero de 2012 con 23h21 - por  Angel Casero

Está muy bien que todos los países se pongan de acuerdo , en algo como los secuestros de personas y desapariciones, es una práctica que se ha llevado durante siglos cuando a algun gobierno, persona o grupo de personas tienen un interés como el dinero, política, violencia de género.
En mi caso lo he vivido en los bebes robados y es un tema que no se quiere mover, y menos hacer justicia,.En España el robo de bebes era una práctica que siguió desde la dictadura y entrados los años de democracia sistemáticamente se robaba bebes en las maternidades de España adheridas a la trama de trafico de bebes y luego los vendían a matrimonios que no podían tener hijos.
Ahora entiendo porque España todavía no se ha adherido a vuestro grupo. Los afectados por la causa de bebes robados queremos justicia.
gracias por dejarme escribir en vuestra página.
Angel casero

Agenda

<<

2017

 

<<

Octubre

 

Hoy

MaMiJuViSDoLu
262728293012
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31123456
No hay eventos

Estadísticas

Última actualización el

Martes 25 de febrero de 2014

Publicación

1017 Artículos
5 Álbum fotográfico
Ninguna breve
3 Sitios Web
4 Autores

Visitas

17 Hoy
35 ayer
117486 desde el principio
1 visitantes conectados